Alex y Laia_Campeones de Espana Clubs Junior 2014_02_1

Siguiendo el desarrollo de mi Post anterior “¿Por qué Baile Deportivo? Primera parte“, continúo enumerando las razones que nos llevaron a Irina y a mi a elegir esta disciplina para nuestro hijo. Insisto en que hicimos un ánalisis lo más serio que pudimos, ya que la educación y formación de nuestro hijo Alex, es un tema capital para nosotros (no repito las bases de la formación que aplicamos a Alex puesto que las enuncié en el anterior Post que vosotros podéis seguir leyendo en mi sección Papá Chachachá de este Magazine).

Comentado el POR QUÉ el Baile Deportivo desarrolla la sensibilidad artística en un niño y activa el desarrollo psicomotriz, seguimos con la tercera y siguientes razones de ¿POR QUÉ BAILE DEPORTIVO?

 

3. El Baile Deportivo es la mejor actividad “Bodybuilding” que probablemente exista.

Hoy están muy de moda conceptos como el culto al cuerpo, la vida sana, etc. Las personas nos preocupamos por nuestra salud e imagen, y nos ocupamos en mejorarla. Por ello se han “sofisticado” las actividades que ofrecen mejoras en nuestro cuerpo: Spinning, Aeróbic, Aguagym, Body Balance, Body Pump, Bike Extrem, Gap Power, Pilates, Body Combat, Zumba, Power Dumbel, Power Extrem, Prama, etc.

Todas son a mi juicio “Variaciones modernas con marketing sobre el mismo tema” enfatizando el esfuerzo cardio sobre una bici, o sobre un Circuito sofisticado, etc.

En la práctica deportiva, hay disciplinas que desarrollan más unas partes del cuerpo que otras, no facilitando un desarrollo equilibrado y armónico del cuerpo. Por ejemplo, el tenis desarrolla un brazo, omoplato y parte de la espalda más que el otro; la natación el abdomen, espalda hombros y brazos mucho más que el tren inferior haciendo de los nadadores unas personas con espaldas exageradas; el fútbol un tren inferior muy potente pero descompensado con la parte superior del cuerpo (piernas arqueadas), etc.

“No hay ninguna parte del cuerpo en el Baile Deportivo que se desarrolle más que otra”

Si observamos el fenotipo o resultado de esta actividad en los cuerpos de los bailarines de Baile Deportivo, podemos ver con claridad que todos son personas con cuerpos muy estilizados y fibrosos. Gozan de cuerpos alargados y esbeltos, con una posición de espalda-hombros y cuello muy erguida, correcta y llamativa (¡parecen tener cuellos más largos de lo habitual!). Además, todas las articulaciones, al ser utilizadas y movidas para el baile, desarrollan tejido muscular “que las protegen” en el largo plazo.

No hay ninguna parte del cuerpo en el Baile Deportivo que se desarrolle más que otra, provocando un desequilibrio, al contrario. Se baila desde la punta de los pies, hasta la punta de los dedos de las manos, ejerciendo Stretching o autoresistencia (tensión-distensión) al propio movimiento, lo que tonifica de modo espectacular.

¡Por “utilizarse” se usan hasta los músculos faciales en las expresiones necesarias para una actuación!

Por todo ello, provoca una respuesta armónica del conjunto muscular del organismo, consiguiendo mantener tonificados todos los grupos musculares del cuerpo y obteniéndose un equilibrio muscular entre el tren inferior (pies y piernas), el tren superior (espalda, pectorales, hombros y brazos), tonificando de modo sensacional la principal “bisagra corporal” que es el puente entre ambos trenes que son los abdominales, lumbares y zona de caderas.

El Baile Deportivo practicado de forma continua por parte de un niño (persona en formación) permite que su cuerpo vaya creciendo y desarrollándose de modo armónico, atlético y esbelto como ningún otro.

 

 

4. El Baile Deportivo fomenta la postura corporal clínicamente recomendada.

Tener una buena postura es sencillo y es muy importante si quieres conservar tu cuerpo saludable. Cuando mantienes una postura correcta, tu cuerpo se alinea a sí mismo. Esto evita la fatiga, los dolores de espalda, cuello y cabeza, que se van agravando además con la edad.

Clase con Oleg Kantonistyy_1

La buena postura implica mantener tu cuerpo bien alineado. Cuando una persona está de pie, una buena postura es mantener la columna vertebral recta, los hombros afuera, la barbilla levantada, el pecho fuera y el abdomen dentro de manera que puedas trazar una linea recta que pase por tu oreja, hombro, cadera, rodilla y tobillo. La postura debe ser adecuada también cuando uno se sienta o incluso cuando duerme (postura clínicamente recomendada).

En la práctica del Baile Deportivo, la llamada POSICIÓN (cruz) es fundamental para seguir los cánones que marcan la ejecución correcta de la disciplina. Esta posición, se enfatiza, se busca, se entrena, hasta tal punto, que después de horas y horas de entrenamiento, se fija, se queda ya como postura habitual del bailarín en su vida cotidiana. Además de ser estéticamente ideal, esto es magnífico de cara al largo plazo ya que nos evitará en un futuro con la edad, muchos problemas de espalda, etc.

 

5. El Baile Deportivo es una actividad competitiva, reglada por una Federación Regional, Nacional e Internacional.

Otras disciplinas artísticas no tienen este carácter deportivo que tiene el Baile Deportivo (ballet, flamenco, piano, guitarra, etc). Y no tienen pues ese carácter competitivo que te hace marcarte objetivos, obligarte a cumplirlos, mejorar y poder medir tu nivel y avances evaluado por un conjunto de jueces. Esta es una característica que le da, a mi juicio, especial atractivo y sentido al Baile Deportivo. Si quieres, tienes competiciones cada 15 días aproximadamente. Hay reglas para competir. Te marcas objetivos. Quieres mejorar en tu ranking. Entrenas y luchas para ello. Te motivas. Y hay campeonatos regionales, nacionales e internacionales, es decir, hay una cascada continua de estímulos positivos que te motivan a entrenar, a mejorar. La pasión competitiva se une al carácter artístico y provoca una disciplina apasionante.

“para dominar cualquier disciplina se necesita una continuidad de años en su práctica”

El niño responde inmediatamente a ese aspecto competitivo, pero no lo hace sólo él: los padres también se involucran y quieren que sus hijos mejoren y avancen en el Ranking: es decir, hay un aliciente añadido.

Por otro lado, para dominar cualquier disciplina se necesita una continuidad de años en su práctica. Es norma común como la gente inicia una actividad pero con frecuencia se la deja, por falta de estímulos. El Baile Deportivo, al tener diferentes categorías, grupos de edad, y competiciones de ámbito regional, nacional e internacional, te permite tener siempre objetivos renovados. Siempre puedes optar a mejorar y ello ayuda al mantenimiento de su práctica en el tiempo, permitiéndote dominarla. ¿Cuántos niños se quedan en el camino en la práctica de otras disciplinas artísticas como el ballet, flamenco, piano, guitarra, etc.? La respuesta es muchos, la mayoría, muchas veces por falta de alicientes. Con el Baile Deportivo y su carácter competitivo, el aliciente está asegurado.

En el siguiente Post acabaré de enunciar las razones por las que a mi juicio, la práctica del Baile Deportivo es una disciplina estupenda e ideal especialmente para un niño y por lo que la recomiendo a todos los padres.

Fotos: FEBD | Frank Gascón

Leave a Reply