Historia de un cumpleaños

maria-banon_hustle_12

17 de julio de 2015.

 

Llegó el final de curso, un curso que había brillado por sus buenos e importantes momentos que tods recordaremos, creo siempre. Así que había que celebrarlo y lo hicimos! (además le teníamos muchas ganas ya que el verano anterior todo se truncó dos días antes cuando sufrí el accidente que me dejó rota y durante el curso creo que todos sufrimos un poco de alguna manera la dura y lenta recuperación).

Decidimos organizar una cena-baile el viernes en nuestra ciudad.

 

maria-banon_hustle_14

 

La noche resultó estupenda. La recuerdo como si fuese la noche de ayer… creo que fue una de las mejores noches de verano que recuerdo. Vosotros, mis alumnos me hicisteis pasarlo de lujo, como hacía tiempo no disfrutaba. Hasta me creí una adolescente; hacía mucho tiempo que no subía sin pensarlo a la tarima de una discoteca!

El plan para celebrar el final de curso cubría el fin de semana; así pues y tras dormir más bien poco, el sábado por la mañana viajamos a Fortuna (Murcia) donde se celebraba un weekend de salsa, bachata y hustle.

 

 

18 de julio de 2015

 

Durante la mañana estuvimos ocupados con los talleres y por la tarde llegó la fiesta en la piscina (tema que me daría para escribir dos artículos jajaja). El ambiente se calentaba… tanto que más de uno caímos al agua con lo puesto!

A la noche nos esperaba una cena en un engalanado salón para la ocasión, donde se nos colocó por grupos o escuelas en mesas redondas. La verdad, recuerdo la distribución y las personas que cenaban en las mesas de alrededor, pero más bien de forma leve, nada especial para recordar.

Tras la cena llegó el baile y creo que muchos (incluida yo) no imaginábamos lo que prometía la noche…

Llevábamos ya media noche bailando pasándolo muy bien cuando un chico, al que nunca había visto ni conocía me sacó a bailar la que sería una inolvidable bachata… ni podía imaginar lo que aquella bachata me haría disfrutar!

El chico se movía con impecable seguridad, sabía muy bien lo que hacía, tanto que incluso intentó una acrobacia, cosa que se quedó en intento ya que yo activé el modo “lo intentas con tu madre” y bloqueé mi cuerpo impidiendo aquella maniobra que pretendía conmigo.

Al terminar la canción, grité que ese chico estaba loco! Que era un “flipao de pista”! (a lo que una señora a quien yo creí su madre saltó eufórica en su defensa; después me enteraría que no era su madre sino una alumna; y hoy una persona apreciada por mi). Fue un momento raro, todo un tanto extraordinario…

Eso sí, a pesar de que sé de la afluencia de personas en pista y fuera de ella, entre ellas mis alumnos con atenta mirada para no perderse el “espectáculo” que seguramente estaban viendo de su profesora, puedo confesar que no recuerdo nada mas que lo que a mi me estaba pasando ni a nadie mas que a ese loco responsable de todas mis carcajadas, sonrisas, vértigo, etc. Que me estaba suponiendo aquella bachata. Toda una aventura! Y así se lo hice saber.

Mi sorpresa llegó cuando rato después, el chico me buscó para, apartados de la pista, mostrarme la acrobacia que yo había forzado para dejar en intento y enseñarme a hacerla. Al principio no sabría decir si me convenció más todavía de que era un “flipao de pista” o si ganó puntos en el sentido contrario.

Hoy pienso que ganó puntos.

Y no acabaría ahí la cosa. De madrugada, al ir ya a dormir, descubrimos que éramos vecinos de habitación y recuerdo que con gesto muy serio, súper formal e incluso algo sorprendidos por la casualidad ambos nos dimos las buenas noches como dos personas mayores, dos abueletes, con riguroso respeto; algo que en la actualidad cuando lo recordamos nos hizo reir.

 

 

19 de julio de 2015

 

Por la mañana saqué fuerzas para asistir a los talleres que se impartían especialmente para profesores.

Cual fue mi sorpresa que entre los asistentes estaba aquel “loco” de la noche. ¡Era profesor!

Pero de forma absolutamente natural nos dimos la mano para realizar las prácticas. Y tengo que destacar que todo fue totalmente normal. He bailado, hecho clases, etc. con muchos chicos y nada era diferente esta vez.

Sirva en este punto aclarar para los que estabais ya cabalgando por bosques de príncipes y princesas, que no tenía nada que ver. Cierto es que fue una experiencia única bailar con aquel desconocido, que la noche estuvo llena de casualidades, etc. Pero igual de cierto es que en ningún momento se desvió a más allá de coincidir y conocer gente nueva como en tantos y tantos eventos me ha sucedido y de los que he sacado buenos amigos.

Y bueno, para terminar la jornada, lo que más llama mi atención fue que el chico, tras las clases y mientras me despedía de todos, me pidiera una foto. Me la hice, claro, porque es común que la gente haga fotos de los eventos a los que asiste y la gente a la que conoce en ellos. Por eso digo que me llama la atención, en presente, y no en pasado, porque en su momento no había motivo especial para que me resultase extraño, y más adelante si lo hubo.

 

maria-banon_hustle_11

 

Un tiempo después, un día al abrir facebook, vi que un chico me había etiquetado en una foto. Era aquella última foto que nos hicimos y quien la publicaba y etiquetaba era el aquel chico. Confieso que me sorprendí muchísimo, pero más lo hice cuando mirando quién era ese chico empecé a descubrir, fotos, textos, videos, publicaciones, premios, etc. Y mi boca ya no podía abrirse más… oh! No! Como era posible! Aquel chico era Nicolás Espinosa! Y pensé como había sido tan tonta de no haberle reconocido, de no saber con quien estaba tratando; había mirado videos de él en internet y siempre me había parecido sorprendente y ahora no podía creer que hubiese bailado conmigo y yo sin saberlo, y juro que no fue el ron!.

Tanto me agobié que decidí comunicarme con él y contarle lo sucedido, mi despiste y pedirle disculpas y en ese momento el sólo dijo: “Me alegro que no me reconocieras y me alegra saberlo, porque eso me confirma que tu trato hacia mi fue sincero”

Y esas fueron las palabras mágicas que dieron paso a una amistad por la que acabamos de soplar una velita.

Al terminar aquellas vacaciones, un 29 de agosto, coincidimos en una fiesta y debo confesar que me alegró mucho porque sobre todo sabía que volvería a repetir aquella aventura y esta vez me dejé! (a lo que tuve que soportar como aquella señora me decía pícaramente “ahora ya no esta loco, eh?” jajaja)

Tuve muy buena sensación aquella noche, algo me hacía presentir que había conocido a una gran persona y no me equivocaba…

El 3 de octubre se realizaba en mi ciudad un festival de arte, para el que por tercer año consecutivo desde el ayuntamiento habían contado conmigo y ya que los años anteriores lo había hecho con salsa y bachata, esta vez me apetecía participar con hustle, pero el problema era que ningún chico conocía este baile, bueno, ningún chico de mi ciudad. Así que empecé a pensar y pensé en Nicko (aunque él no disponía en ese momento del título oficial de hustle, sí sabía bailar); se lo propuse y no tardó nada en confirmarme que estaría conmigo en ese festival.

 

 

Recuerdo que aquella noche tras el festival, que fue genial por cierto, estuvimos hablando de lo importante que era tener una pareja de baile para poder hacer cosas y participar en eventos como ese… y nos dijimos “ porque no lo intentamos? Podríamos probar”

Los días 24 y 25 de Octubre asistimos a un weekend como profesores, y bueno aunque no fue publicado lo hacíamos en pareja. Grata experiencia.

 

maria-banon_hustle_13

 

Entonces para mi todo se fue nublando… estaba encontrándome muchos obstáculos en el camino para seguir bailando en la compañía de baile de la que en ese momento era parte. Las cosas fueron a peor. Apenas encontraba fuerzas ya para ir los sábados hasta Murcia (trayecto que además hacía en bus, pues no tenía superado mi miedo a conducir tras el accidente). Me sentía falta de motivación y triste a la vez, porque a pesar de estar haciendo lo que se suponía me gustaba y de haber entrado en la compañía, no me llenaba, no estaba lo feliz que debería…

Tras unas conversaciones con el director de la compañía, decidí abandonar.

Mentiría si dijera que no me sentí fatal, perdida, triste, desilusionada, sin saber por donde continuar… (había dejado además mi anterior grupo de Alicante por entrar en la compañía de Murcia).

No sé aún por qué entre llanto marqué el teléfono de Nicko para contarle todo lo que me había sucedido. Y fue realmente aliviante, pues él supo calmarme con palabras que yo necesitaba escuchar pero que además eran sinceras.

Conversación que Nicko concluyó diciendo “ahora tienes que tener más ilusión que nunca, pero de bailar conmigo”

Los ojos se me abrieron como platos, creo que desprendían chispitas como en los dibujos animados. No era muy consciente de lo que acababa de escuchar. Para mi era todo un orgullo que alguien como él, se fijara en mi. Y demostrando aquella incredulidad y algo de miedo a volver a chocarme contra un muro, fui tratando con el poco a poco, pero he de confesar que con muchas ganas e ilusión.

Nicko me demostró siempre que él no decía ni hacía nada si no era realmente lo que quería. Y estuvo conmigo en momentos crudos que yo necesité de su apoyo o sencillamente de su opinión.

Hasta tal punto que en la primera ocasión que tuvo, durante una gala de baile en la que yo participaba junto con mis alumnos, el 27 de febrero de este año, apareció entre el público demostrando una vez más que contaba con su apoyo y su respeto.

 

maria-banon_hustle_10

 

Fue una sorpresa para el resto de personas que no pude pasar por alto.

Durante uno de los viajes de Nicko al extranjero, un día dí un portazo dejando atrás todo, cerrando los ojos, y abriéndolos mirando hacia una nueva puerta, tras la cual incluso sin abrirla sentía que estaría él.

Así pues, el 11 de marzo del presente, hacíamos pública y oficial nuestra condición de pareja profesional.

Fue emocionante recibir la cantidad de felicitaciones y comentarios que recibí por parte de familiares, amigos y alumnos (incluidos los de Nicko).

 

 

Debía ser que tampoco ellos me veían feliz y sabían que ahora todo iría mejor…

Y tampoco ellos se equivocaron. Todo ha ido mejorando desde aquel 18 de julio de 2015. Algo que para ustedes quizás sea una tontería, pero para mi supone un punto de tremenda importancia, es que he vuelto a conducir.

No fui nunca capaz de coger mi coche para ir a los ensayos de Murcia.

En cambio, la primera vez que Nicko me dijo “hay que ensayar”, hice la maleta, lavé mi coche, puse gasolina y tomé la carretera durante casi dos horas de ida y otras dos de vuelta.

Y yo me pregunto:

¿Será que esta ilusión y el sentirme valorada de verdad, ha vencido al miedo?

La respuesta creo que ya todos la sabemos…

Y por si queda duda, Nicko, casi como dice la canción: si tú me dices ven, yo subo al coche!

Y este artículo es la respuesta para todos aquellos que me preguntáis “¿y como lo conociste?”, “¿y donde fue?” etc.

Espero Nicko, que desobedeciendo a tu discreción y humildad me perdones por haber desvelado parte de lo maravilloso que eres como ser humano y para mi como compañero, pero a veces las cosas sí hay que decirlas.

Así que no me queda más que decir:

Gracias a los compañeros de la compañía de Murcia, por hacérmelo un poco más fácil, os recuerdo mucho.

Gracias a mis alumnos por mostrar tanta alegría y apoyarme tanto en este cambio.

Gracias a los alumnos de Son del timbal (la academia de Nicko) por acogerme de manera tan especial, sois magníficos. Y que sepáis que acepto todo los cargos y títulos que me imponéis! (Fallera Mayor de Almoines, hija adoptiva de Gandia, etc. Jajajaja).

Y hablando de cumpleaños y haciendo honor al título de este texto, gracias a todos juntos por haberme dado el fin de semana de cumpleaños que me disteis cargado de sorpresas, fiestas, reencuentros, regalos y bailes, tanto en Yecla como en Gandia, el pasado 26 de mayo.

¡Ya queda entre los mejores cumpleaños de mi vida!

 

maria-banon_hustle_15

 

Leave a Reply

1 comment

  1. Laura

    Me super encanta, Maria Bañon!!!
    Dicen que la magia junta a las personas marcadas con una estrella. Estabais destinados a uniros por lo que más os gusta, por el baile. Y juntos crear esa magia que os envuelve a los dos y a los que tenemos la suerte de admirar!!!
    Sois maravillosos tanto profesional como personalmente y espero que esa unión permanezca decadas para darnos el gustazo de veros actuar y estar a vuestro lado.
    Nos vemos pronto, bombón!!!😙