En clase de flamenco

flamenco_01

En clase fluimos, en clase lloramos, nos reímos, sudamos y exteriorizamos.

Cuando son varios los sentimientos que andan pululando cual hadas que se apoderan de tus entrañas,…, cuando eso sucede, se crea la magia.

Cada una pensando en “sus cosas”, unas de luto, otras pletóricas,…, pero todas a “tierra“, a anclar nuestro “tacón” y nuestras pisadas a este suelo que tantas fatigas nos da.

¿Masoquismo, quizás? ¡Seguro que sí! El flamenco, en ocasiones, te tiene que doler.

 

flamenco_02

 

Me aferro a cada palma, a cada tacón, que me duele hasta el cuello, a cada compás como si no hubiera un mañana.

¡Bailo para ti, hoy y siempre!

A mis compañeras, que tantas alegrías y penas compartimos, y que tanto me apoyan día a día. Os quiero.

 

 

Leave a Reply