De bronce a plata y tiro porque me toca bailar

Cómo gracias al hustle descubrí otros horizontes, personas, amigos,...

maria-banon_hustle_00

Hace ya más de un año que descubrí el Hustle. Fue después de un Congreso de Baile en Murcia, donde conocí a un gran maestro durante uno de los talleres de Kizomba (baile en el que también destaca este maestro).

La verdad es que él no estaba al mando del taller, sino como invitado, pero me tocó bailar con él y sin duda lo recuerdo como algo realmente sorprendente, pues aunque yo no controlaba un nivel avanzado de Kizomba, con él fue como flotar. Tan bien se nos dio que éste maestro no tardó en reconocerlo, cosa que me hizo sentir muy orgullosa.

Un par de meses después me tropecé con un anuncio sobre un baile llamado Hustle «más bien nuevo en España», en el que se proponía realizar cursos que te darían la opción a convertirte en profesor de dicha modalidad. Ya a primera vista me llamó mucho la atención y despertó lo suficiente mi atención como para lanzarme a esta nueva aventura y ser parte además de la que sería la primera promoción en España; pero aún más cuando me percaté de que el responsable de impartir dichos cursos sería aquel maestro que había conocido en Murcia bailando Kizomba: mi querido Graziano Boggiani.

 

maria-banon_hustle_03

 

Fue tan grande la curiosidad e ilusión que la palabra «Hustle» despertó en mi, que no tardé nada en confirmar mi asistencia a esos cursos. Necesitaba descubrir todo lo que significaba la palabra «Hustle», porque si de algo estaba segura era de que el destino la había puesto ahí para mi y sentía que además para algo positivo…

Lo que sucedió a continuación y culminó en Junio de 2015 se puede leer en mi artículo «Aquellos Maravillosos Sueños«.

A finales del pasado año 2015, durante uno de mis encuentros con mi maestro, éste me propuso avanzar en el Hustle y me animó a buscar un nivel mayor.

Al principio tuve que pensarlo, pues aunque era algo que entraba en mis planes, no lo imaginaba tan pronto.

Pero la ilusión y el efecto que provoca en mi este baile pesaron mucho en mi decisión. Enseguida hablé con mi compañero de baile para contarle lo que estaba pasando (recuerdo que fue en una visita del maestro a la que sería la nueva academia de mi compañero). Hacía poco que él había conseguido el nivel bronce y cual fue mi sorpresa que también él decidió seguir avanzando a mi vez. Así que empezamos juntos este reto. En poco tiempo empezaron los cursos y los intensivos y las prácticas y ensayos por nuestra parte.

 

maria-banon_hustle_02

 

El pasado mes de Junio, al igual que el año anterior, se celebró el Congreso y Competencia Internacional en la ciudad de Albacete, a donde mi compañero y yo acudimos con la idea de asistir a todos los talleres de Hustle que se impartirían y sobre todo a una MasterClass a cargo del maestro de maestros: el gran Billy Fajardo.

Pero no sólo eso, sino que además acudíamos con la intención de presentarnos a examen para obtener el nivel Plata.

A pesar de mis nervios, de algún contratiempo y del pensamiento a última hora de mi compañero de no ir a examen, lo hicimos!: entramos en aquella sala donde esperaban los maestros internacionales y examinadores, tras la Master de Billy.

Le dije a mi compañero que no me dejara sola y así fue.

 

 

A mitad de examen y durante un descanso de nuestra examinadora, al salir ésta del aula, pudimos ver todas las caritas de nuestros alumnos que esperaban fuera con gesto de incertidumbre a la vez que de ánimo (momento que se grabó en mi memoria).

Serían casi las tres de la tarde cuando se decidió dar por terminada nuestra prueba.

Los dos nos acercamos donde estaban los maestros con la examinadora Dany Trucco, quien al llegar, dijo en voz alta: «ya tenemos dos platas en España» y es que habíamos sido los primeros valientes de la promoción!.

Recuerdo la cara de satisfacción y la sonrisa de mi compañero, que estoy segura en aquel momento era un espejo reflejando la mía.

 

maria-banon_hustle_05

 

Después llegaron las felicitaciones; las primeras las de los alumnos que nos habían acompañado hasta allí, a quienes quiero agradecer de todo corazón el que una vez más su compañía.

Tengo la suerte de que mis alumnos siempre siguen de cerca cada escalón que decido subir y están ahí por si tropiezo o caigo. Pero además esta vez pude sentir también junto con los míos, a los alumnos de mi compañero.

Gracias a todos por habernos arropado!

Y escribí este artículo también por la necesidad interior de expresar lo que este baile me hace sentir: la música, los pasos, etc. el Hustle tiene una energía diferente al resto de ritmos, que me llena de positividad, me ilumina la cara, me aclara la mente, me colma de energía, me hace sentir contenta, en definitiva: me da ganas! ganas de todo, ganas de cualquier cosa que me proponga. Cuando yo bailo Hustle me siento viva.

Pero es difícil acertar con palabras en la descripción de tales sensaciones, por ello animo a todos los que estáis leyéndome a que os intereséis por este baile, que lo probéis, porque sé que como a mí, un día sin daros cuenta, os habrá enamorado.

El motivo de este texto es también el público agradecimiento que quiero hacerte a ti mi compañero. A ti Nicko, por haber decidido aquel día como yo avanzar un paso más en esta modalidad como profesores y por hacerlo conmigo. Por tu paciencia durante todos estos meses de preparación, por esas horas de prácticas, por tu ayuda incansable (sin ti mi memoria estaría perdida). Gracias por entrar conmigo en aquella sala y subir conmigo el escalón.

Sencillamente, gracias por ser tú.

maria-banon_hustle_01

Leave a Reply